Sinteplast, empresa líder en el mercado de pinturas, presentó su nueva colección de colores para la temporada 2017 – 2018 bajo el título “Los colores de la vida”, estas nuevas 48 tonalidades, relacionan la naturaleza con las etapas de la vida, mediante la trasmisión de diversas sensaciones que expresan de manera única la pureza y fuerza de los colores vitales.

El equipo de color de Sinteplast confió la dirección creativa a la diseñadora de interiores Gabi López. La nueva colección refleja los colores de la vida, que nos acompañan y expresan en todo momento, lo que sentimos, pensamos y quienes somos. Vamos cambiando de colores en diferentes momentos y ellos son el reflejo vital y natural de cada una de nuestras etapas.

La primera paleta se denomina NEW DAY, relacionando la infancia y el inicio de la vida, momentos en los que todo es posibilidades y está por suceder. Estas tonalidades expresan alegría y esperanza, por esto contiene los colores del arcoíris. Fue pensada para lograr ambientes claros, elegantes, luminosos y livianos que invitan a quedarse otorgando una cálida y alegre bienvenida.

CITIZEN “M”, la segunda paleta, se relaciona con la adolescencia, etapa signada por la rebeldía y la búsqueda de la propia identidad. Esta gama engloba modernidad, formas geométricas, arte, vanguardia e innovación, resultando en espacios flexibles y muy personales, ideales para trabajar y divertirse.

La siguiente paleta NIGHT SHADES, rememora la adultez. Estos colores acuáticos y terrestres, oscuros y exóticos, remiten a una naturaleza profunda y consciente, estimulando el autoconocimiento y la reflexión. Así, el resultado ofrece climas cargados de sensualidad, secretos e intimidad.

Para cerrar el ciclo de la vida, la cuarta paleta TIME OFF, relaciona la sabiduría y la necesidad de una desconexión digital. Para lograr la sensación de cuidado y protección, que aquieten la mente, se eligieron colores neutros que se traducen en espacios suaves. De esta manera, estas doce últimas tonalidades logran reconciliarnos con la simpleza de la vida.

Fuente: Sinteplast